divendres, 19 de juliol de 2013

ACUDIT

El marido estaba en estado de coma.   

Salió y entró de ese estado durante meses y, aún así, su mujer permaneció a su lado todos los días.   

Un día despertó, le pidió a su mujer que se acercara y, con lágrimas en los ojos, le dijo:

Siempre has estado a mi lado en cada momento malo.

Cuando fui despedido del trabajo, me diste ánimo, cuando mi negocio quebró, estuviste ahí, cuando me dieron aquella paliza, no te separaste de mí, cuando perdimos la casa, te quedaste aquí mismo, cuando mi salud empezó a decaer, estabas ahí mismo, a mi lado....

¿Sabes qué?

¿Qué, querido?, preguntó ella sonriendo, a medida que su corazón se llenaba de ternura...



Pa'mi, que me traes mala suerte..